¿Quién educa al perro?

Bienvenidos una semana más al Blog Canino de Educanem. En esta ocasión queremos haceros recapacitar sobre un tema esencial a la hora de educar a nuestro perro.

Hoy queremos buscar respuesta a la pregunta: ¿Quién educa al perro? Al perro no lo educa nadie, el perro se educa a sí mismo. Aunque esta afirmación pueda resultarnos realmente sorprendente  “lo más importante en una educación es no actuar directamente sobre el perro, únicamente debemos actuar sobre el medio”.

Si pensamos en el perro viviendo en la naturaleza y recapacitamos en “quién educa al perro”, la respuesta sería: El perro se educa a sí mismo con la ayuda del entorno. “En la naturaleza no existen premios ni castigos, en la naturaleza únicamente existen consecuencias a los actos y unos límites constantes y firmes. Por lo tanto, al perro no le quedará más remedio que adaptarse si quiere conseguir su objetivo”. Pongamos un ejemplo de un animal salvaje: Imaginémonos un tigre el cual no sabe cazar. Debido su falta de autocontrol, se abalanza sobre la presa siempre antes de tiempo, la consecuencia directa es que la presa siempre se le escapará y por lo tanto nuestro tigre no comerá nunca. Si quiere sobrevivir tendrá que fortalecer su autocontrol y aprender a cazar correctamente sino se morirá ya que la naturaleza siempre aporta unos límites constantes y firmes. Las presas siempre se escaparán.

Autocontrol caza

Ahora traslademos todo esto a nuestro día a día con el perro en el hogar. ¿Cómo ayudar al perro a educarse? Aportando unos límites firmes que le obliguen a adaptarse a lo que buscamos. Por ejemplo: Si busco generar autocontrol en mi perro con la comida, lo que haremos es obligarle a esperar  sin abalanzarse sobre el plato, de tal manera que si somos firmes y constantes, al perro no le quedará otra que fomentar su autocontrol y esperar, porque sino, no le permitiremos comer. Es entonces cuando dejamos de actuar directamente sobre el perro y comenzamos a actuar sobre el medio. Ahora es cuando el perro comienza a darse cuenta de que le interesa fortalecer su autocontrol para así poder comer, y esta toma de consciencia por parte del perro es lo que más consolida los aprendizajes.

Por lo tanto, dejemos de actuar sobre el perro para comenzar a actuar sobre el entorno estableciendo unos límites firmes y constantes.

Desde Educanem, esperamos que te haya gustado el Post, si es así, no dudes en compartirlo entre tus contactos y redes sociales, quizás ellos también lo consideren interesante.

Queremos agradecer a todos nuestros clientes, que nos han dado la oportunidad de trabajar con ellos, y a nuestros formadores; en especial al Área de psicología de Ibáñez. Gracias a todos vosotros crecemos día a día como profesionales.

Texto redactado por Educanem