Porque no adquirir un perro que esté expuesto en una tienda de animales

En esta entrada del Blog canino de Educanem, hablaremos sobre los inconvenientes que presenta el comprar un perro en una tienda de animales. Nos referimos más concretamente, a los perros que vemos metidos dentro de urnas de exposición en los escaparates de las tiendas.

Quién no ha pasado por una tienda de animales de pequeño o adulto y se ha quedado prendado del cachorrito de turno que se encuentra tras es escaparate.

El adquirir un perro de esta manera, tiene una serie de grandes inconvenientes que procederemos a comentar a continuación:

DESARROLLO FÍSICO:

Un cachorro el cual pasa meses dentro de una urna de cristal o metacrilato en una tienda de animales, verá mermado su desarrollo físico, al menos durante esos meses en que permanecerá expuesto. Si comparamos un cachorro adquirido en una tienda de animales, con un cachorro adquirido, bien sea por adopción o compra a un criador; comprobaremos que el desarrollo físico nunca será el mismo, ya que un perro que se encuentra dentro de una urna, tendrá cuartados sus movimientos, al menos, durante el periodo que se encuentre expuesto.

DESARROLLO PSICOLÓGICO (SOCIABILIZACIÓN):

El periodo sensible de cualquier cachorro dura alrededor de cuatro meses, los dos primeros, debería pasarlos con la madre y a raíz de ahí los dos restantes, en casa con sus guías.

Durante este periodo el cachorro es una fuente incansable de energía, se encuentra constantemente buscando estímulos. Es una máquina de “absorber información”. Esto es esencial para que posteriormente no presente problemas derivados de una sociabilización deficiente.

Por ejemplo, un cachorro de tres meses, veremos cómo llega al parque y olfatea todo, acude a cualquier extraño que le haga carantoñas o lo llame, muerde todo lo que se encuentra en su camino. Este cachorro está buscando estímulos y es nuestra labor presentárselos de una manera correcta para evitar posibles problemas futuros o “errores de sociabilización”.

Ahora vamos a pensar en los perros que se encuentran encerrados en una urna en una tienda de animales. Algunos, pasan todo ese periodo sensible tan importante en el desarrollo mental del perro, encerrados en una burbuja sin estímulos; únicamente los de la gente que pasa por delante del escaparate golpeando el cristal para que se despierten o se muevan. ¿Qué ocurre con ese desarrollo psicológico tan importante para el cachorro? Pues que se pierde… Y no podemos obviar que un perro con una mala o nula sociabilización de cachorro presentará en el futuro grandes problemas de comportamiento, autoconfianza,…

¡Hemos visto perros que están expuestos hasta los seis meses! Pensad ahora que el periodo sensible dura cuatro meses y razonad… ¡Menudo desastre! ¡Pobre animal!

Madre y cachorro

TEMPERAMENTO:

Cuando adquirimos un perro en una tienda de mascotas, difícilmente podemos observar a los padres. Quizás exista algún caso excepcional pero lo desconocemos.

¿Qué ocurre si no podemos ver a sus padres? Pues que no podremos interactuar con ellos para intentar estudiar su temperamento, o rasgos genéticos y así poder conocer el posible temperamento de nuestro cachorro. Como ya comentábamos en nuestra segunda entrada “Elección del cachorro: Temperamento y carácter”, el temperamento será una variable esencial a la hora de que el cachorro forje su futuro carácter.

Desde Educanem, esperamos que te haya gustado el Post, si es así, no dudes en compartirlo entre tus contactos y redes sociales, quizás ellos también lo consideren interesante.

Queremos agradecer a todos nuestros clientes, que nos han dado la oportunidad de trabajar con ellos, y a nuestros formadores; gracias a todos ellos crecemos día a día como profesionales.

Texto redactado por Educanem