Lenguaje canino: Señales de calma

Bienvenidos de nuevo a todos nuestros lectores, en esta ocasión queremos hablaros sobre las señales de calma caninas. Saber interpretarlas es esencial si queremos conocer que es lo que nuestro perro, o perros que nos encontremos durante nuestros paseos, nos quieren comunicar en cada momento o situación.

Vemos interesante, antes de comenzar a enumerar las señales de calma y que significa cada una de ellas, mostraros un fragmento del libro de Turid Rugaas “El lenguaje de los perros. Las señales de calma”. Este libro, nosotros lo consideramos esencial en la biblioteca de cualquier persona que tenga o quiera tener un perro en el futuro, también para aquellas personas las cuales no lo tienen ni lo buscan pero conviven con ellos a diario, este libro os abrirá nuevos horizontes en lo referente a la comunicación canina.

Los lobos y los perros tratan de evitar confrontaciones. Son animales que resuelven disputas. Somos nosotros, los humanos, los que normalmente creamos los conflictos con nuestros perros.

Los perros usan las señales en el instante en que hay alguna situación que apaciguar, relajar. Ellos, si están despiertos, “hablan”.

Con frecuencia, las señales se presentan en movimientos tan rápidos que necesitamos prestar mucha atención para captarlas. Con la práctica aprendes a ver estos rápidos flashes. Los otros perros los ven, incluso otros animales, como los gatos. Todo lo que se necesita es ser un poco observador y saber que señales hay que buscar.

Algunas razas utilizan más señales que otras, debido a las características específicas de su apariencia eterna. Los perros negros, por ejemplo, tienen tendencia a lamerse con más frecuencia usando esa expresión facial más que otras; pese a esto son capaces de comprender los signos de calma que utilizan otros perros y os entenderán cuando las utilicéis.

Turid Rugaas, El lenguaje de los perros. Las señales de calma

 

COMO IDENTIFICAR LAS SEÑALES DE CALMA:

  • Girar la cabeza: Cuando dos perros se encuentran cara a cara, es frecuente que durante un instante ambos miren para otro lado y después se saluden correctamente.
  • Girarse, dar la espalda: “Girarse o dar la espalda a alguien es un signo de calma muy efectivo”. Cuando dos perros juegan con demasiada energía, es común que alguno de ellos comience a girarse para ofrecer su costado haciendo que la intensidad del juego se minimice.
  • Lamerse el hocico: “Es un movimiento muy rápido de la lengua”. Es una señal muy común pero que debemos estar muy atentos para captarla.
  • Inmovilizarse: Esta señal la podemos ver perfectamente cuando un perro más grande que el nuestro se acerca y nuestro perro se queda “petrificado” dejándose olfatear.
  • Andar despacio, hacer movimientos lentos: Esto podemos verlo cuando dos perros se avistan a una cierta distancia, comenzarán a moverse lentamente para posteriormente olfatearse y quizás ponerse a jugar.
  • El Bostezo: Cualquier perro utilizará el bostezo para liberar tensión cuando se encuentre en una situación que le resulta incómoda. Muchas veces cuando los abrazamos o les hablamos cerca con una voz estridente bosteza, lo que hacen es pedirnos más espacio.

Perro bostezando

  • Olfatear: Nuestro perro puede usar esta señal cuando se aproxima otro perro, cuando alguien camina directamente hacia él o cuando ocurre algo nuevo de forma repentina. ¿Nunca os ha ocurrido que llamáis a vuestro perro, en un momento determinado, de una forma brusca y acude pero olfateando el suelo: “remoloneando”? Lo que está haciendo es “quitarle hierro al asunto”.
  • Interponerse: Cuando hay más de dos perros y el juego se torna brusco entre dos de ellos, es común que el tercero se interponga entre ellos para lidiar con la tensión que se está generando.
  • Mover la cola: Esta señal la explica muy bien Turid Rugaas en su libro: “Mover la cola no es siempre una muestra de alegría y felicidad. Tenemos que observar al perro en su conjunto. Si el perro se acerca arrastrándose, sumiso, el movimiento de la cola es lo que podríamos denominar una bandera blanca, intentando conseguir que te calmes. Él tratara de calmarte y que te tranquilices.”
  • Sentarse: Esta señal puede ser utilizada por nuestro perro cuando se siente inseguro, bien porque una persona se acerca o por el acercamiento de otro perro.
  • Echarse: “Echarse sobre el dorso con la panza hacia arriba es una señal de calma de gran fuerza”.
  • Posición de juego: No en todas las ocasiones que nuestro perro adopta esta posición de “reverencia”, significa que esté jugando. En ocasiones, si se encuentra frente a otro perro que se muestra nervioso o escéptico, nuestro perro adoptará esta posición y se quedará inmóvil durante unos segundos.

Perro juego

Desde Educanem, esperamos que te haya gustado el Post, si es así, no dudes en compartirlo entre tus contactos y redes sociales, quizás ellos también lo consideren interesante.

Queremos agradecer a todos nuestros clientes que nos han dado la oportunidad de trabajar con ellos y sus compañeros, cada día son más los que confían en Educanem para pasear a sus perros o educarlos. Gracias a todos vosotros crecemos día a día como profesionales.

Texto redactado por Educanem