Elección del cachorro: Compatibilidad con el entorno

Esta semana en el Blog canino de Educanem, hablaremos de otro punto esencial a la hora de elegir a nuestro cachorro, o perro adulto, para incorporarlo a nuestra familia.

Ahora que ya conocemos que significan temperamento y carácter, y que sabemos que debemos estudiar la compatibilidad física y psicológica que tenemos con nuestro nuevo miembro de la familia; también debemos tener en cuenta otro nuevo tipo de compatibilidad: la compatibilidad con el medio o el entorno donde se desarrollará la vida del animal.

En algunos casos es posible que a pesar de que seamos compatibles física y psicológicamente con nuestro perro, puede el ambiente en el que se desarrolla nuestro día a día, nuestras rutinas o nuestro núcleo familiar no sean compatibles con ese tipo de perro.

Una persona activa a la cual le encanta el deporte, salir a correr, hacer senderismo, … Pero trabaja todo el día, sale y vuelve a casa de noche, tarde y con muchos deberes hogareños por hacer; es posible que un perro activo a pesar de ser compatible con ella física y psicológicamente, no pueda satisfacer su necesidad de actividad ya que un animal depende totalmente de nosotros y debido a nuestro ritmo de vida tan ajetreado, tan solo podemos ocuparnos de cubrir esas necesidades nuestros “días libres”; siempre y cuando no trabajemos o tengamos otros deberes prioritarios.

Paseos Caninos

También es importante que el animal sea compatible con el núcleo familiar, debemos tener en cuenta, si tenemos niños, que tipo de perro es más compatible con ellos y una vez estudiada esa compatibilidad, educar al perro y sobre todo a los niños para que haya una correcta convivencia entre ambos. Debemos enseñar a los niños a respetar al animal, a aprender a comunicarse con él y a que comprendan que quiere decir el perro en cada momento; si necesita espacio, si está buscando afecto, si quiere jugar, …

Por otra parte, debemos tener en cuenta la zona climática donde vivimos. Si vivimos en una zona donde los inviernos son calurosos y los veranos abrasadores, quizás no sea el mejor entorno para un Husky Siberiano o un Terranova, está claro que buscarán lugares frescos para pasar las horas de calor, pero no es el entorno idóneo. Cada raza tiene unas características en función de su labor y del lugar de donde proceden y esto debemos respetarlo siempre.

Desde Educanem, esperamos que te haya gustado el Post, si es así, no dudes en compartirlo entre tus contactos y redes sociales, quizás ellos también lo consideren interesante. Muchas gracias.

También queremos agradecer a todos nuestros clientes, que nos han dado la oportunidad de trabajar con ellos y a nuestros formadores, en especial al Área de psicología clínica y educativa de Ibáñez por hacernos crecer tanto como profesionales.

Texto redactado por Educanem